Alanicia en el país de la Maravilla. Psicología y estética como estrategia política

En la entrada anterior reproducía un pertinente artículo de Eliane Karp sobre el “centenario de Machu Picchu” desde una óptica sociohistórica. Quisiera añadir aquí una observación sobre cómo ello implica también una retórica que Alan García ha venido ensayando en este gobierno a través de las carencias afectivas de muchos peruanos y de un cierto enmascaramiento estético.

Sátira de Langer publicada en Somos.

Si hay algo que caracteriza al segundo gobierno de García es la grandilocuente superficialidad de campañas publicitarias que, a lo más, tienen como trasfondo una utilidad económica — que no es negativa en términos turísticos. Pero ahí está precisamente el juego: si se desenmascara la retórica vacía, los “técnicos” de turno apelan a lo económico como argumento irrefutable y omniabarcante, desatendiendo que no por ello se puede hipotecar toda otra consideración a la de los turistas, como si de nuevos conquistadores se tratase. (De allí la sátira de Langer.)

Más allá de lo económico, lo preocupante es lo que ocurre en la dinámica misma, puesto que refleja una baja autoestima por parte del peruano que necesita de reconocimientos frívolos (muy claramente frívolos) para sentirse mejor consigo mismo, como si tuviese por fin un valor que antes no tenía. Si hay algo peor que la autocompasión pesimista, la que nos hace victimizarnos inútilmente, ello sólo puede ser la autocompasión optimista que nos enceguece aun más respecto de nuestras limitaciones y nuestras auténticas potencialidades. ¿Significa algo más este “centenario”? No. Ni Bingham descubrió Machu Picchu, ni su expedición tuvo significación científica alguna, ni se celebra siquiera la fecha en que éste llegó a las ruinas, sino aquella en que se les declaró (¿por quiénes y a razón de qué?) una de las maravillas del mundo “moderno”. Todo esto es sumamente artificial. Puro adorno de bisutería que no oculta sino que desvela algo desagradable de nuestra condición nacional (y no sólo la del Presidente). El frívolo artificio, empero, no es en absoluto inocente.

Este “Centenario de Machu Picchu para el mundo” no es más que una “marca” para atraer turistas, y sin embargo, astutamente (hay que admitirlo), es utilizado también como una estrategia de política interna, así como lo de la “marca Perú”, hecha a costa de la autoestima popular para endosarle al menos un poco de esa satisfacción al actual régimen. Nada quiere más García que ser recordado (hasta el 2016) por “acontecimientos” como este “centenario” y no por otros turbios asuntos como el caso de los “Petroaudios”. Y la telaraña le funciona en alguna medida, porque el buen retórico que hablaba por horas encandilando a incautos hace 25 años, se ha dado cuenta que hay otras maneras para mantener al público cautivo de una manera menos esforzada y más eficaz (claro, con dinero del Estado), especialmente ahora que cada declaración suya entra directamente en los registros de la comicidad nacional.

Que se celebre cuanto se quiera. Siempre es bueno inventarse una razón para festejar, por el simple hecho de hacerlo, y siempre se puede celebrar un no-aniversario, como Alicia en el país de las maravillas, pero sin olvidar que hay por ahí un político con ganas de decapitar (o abofetear) a todo el que le dé la contraria. Que no se olvide, pues, quién es Alan García, por qué es un político repudiable, y, sobre todo, que fechas inventadas (como también el reciente “día del chicharrón”) o reconocimientos irreflexivos no nos dan ninguna grandeza sino que, en el mejor de los casos, sólo nos divierten y acaso nos muestren más pateticamente nuestras carencias afectivas e intelectuales, que no precisamente pueden ser cubiertas con adornos de gusto dudoso.

Portada de El Otorongo Nº 278.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s