Una cuestión de inconciencia: “Marxismo nunca más”

El señor Luis Alberto Chávez H., secretario de un movimiento (ignoro de cuánta gente) denominado “Tradición y Acción por un Perú Mayor” (sic), me envía por correo una penosa cadena que remite a su página web: “Marxismo nunca más”. Como he perdido mi tiempo leyendo algunas de las sandeces allí publicadas, me tomo la molestia de escribir aquí algo sobre ello.

En su banner hablan de frenar “el socialo-comunismo” (sic). Además de requerir unas lecciones de gramática urgente, meten al socialismo y al comunismo en un mismo saco. Por qué no “matar” a los dos pájaros de un solo tiro, ¿verdad? Bueno, pues, el problema es que ese ahorro (no hacer distinciones que incluso críticamente deben ser hechas) es un ahorro de pensamiento; es decir, abrir las puertas de par en par para que entre la estupidez y gobierne. Eso es práctica habitual en esta página: le abren todas las puertas y ventanas que encuentran.

Son tan nimios que colocan a la propiedad como un bien consagrado por la “tradición cristiana”. Si tuviesen un poquito más de conocimiento de su propia tradición, se enterarían que fue largamente discutido en ella si el que sigue a Cristo debía tener propiedades y que la prioridad del derecho a la propiedad fue establecida en sociedades protestantes frente a las pretensiones tanto del Estado como de las iglesias. Rezagos de esas discusiones son también el voto de pobreza de las órdenes y congregaciones católicas, la existencia misma de las órdenes mendicantes, así como las críticas actuales a la riqueza y ostentación del romano pontífice.

Y hablan del Perú como “nación cristiana”. Lamento informarle al señor Chávez que eso no está ajustado a la realidad. No sólo porque el Estado peruano, a pesar del ominoso e inconstitucional concordato con el Estado del Vaticano, es un Estado laico, sino porque la pluralidad confesional cada vez aumenta más, incluyendo a un buen número de agnósticos, mientras que a los jóvenes cristianos —sanamente, por cierto— no les interesa ya preservar una “identidad cristiana” meramente ritualista, vaciada de significación y ajena precisamente a sus conciencias.

En el saco de lo malo-en-sí-mismo meten también al marxismo. No se toman la molestia de explicar en qué consiste y por qué razones es negativo; sólo apelan a cucos ya bastante maltrechos y a un emotivismo moral bastante ramplón: ¿quién se preocupa de la “indigencia moral y espiritual”? El “marxismo” desde luego que no. ¡Quieren que el Estado regule sobre cuestiones de moralidad y de espiritualidad! ¿Qué especie de teocracia antiliberal se les ha ocurrido a estos tipos que debe ser el reino de su dios? ¿No se parecen en ello todas las tiranías, independientemente de su sesgo ideológico? ¿No fue la tradición cristiana acaso la que generó un proceso secularizador que distinguía entre morales particulares y ética universal, lo cual dio pie al ecumenismo? Pero seguro que para esta gente el ecumenismo es otro truco del maléfico marxismo que quiere debilitar su concepción de iglesia.

Y resulta ahora que el candidato Humala defiende en su programa el “hedonismo sin restricciones”. ¡Caramba! Recién me entero… ¡otro motivo para votar por él! Las graves acusaciones contra Humala siguen: Quiere “demoler el orden social”. ¡Qué atrevido! ¡Seguro quiere que las “natachas” tengan sueldos más altos o, como en Europa o Estados Unidos, que no usen uniformes cuando paseen a los niños! ¡Auxilio, los inmorales nos igualan! ¡Están queriendo tomar el poder para implantar su “estatismo socialista” y su “revolución anarcosexual”! Seguro qur todos sus ministros serían homosexuales y travestis o ¡peor aún: divorciados! ¿Y ahora, quién podrá defendernos? La banda de los Fujimori, ¡por supuesto! De otro modo avanzaríamos “hacia la anarquía, meta final del comunismo”… … …

¿Qué? ¡Ya pues…! ¿Estatismo y anarquismo son lo mismo? Creo que eso ni merece comentario alguno. Tampoco hay que gastar pólvora en gallinazo y por eso aquí lo dejo. Sólo un par de apuntes más: citan al antipapa Ratzinger cuando presuntamente dijo que el marxismo es la “vergüenza de nuestro tiempo”. Me parece que la verdadera vergüenza de nuestro tiempo es la Iglesia católica, que, además de su pesada obsolescencia, ha callado y encubierto sistemáticamente crímenes atroces. Denunciaron al “comunismo” de Stalin pero frente al fascismo y al nazismo no dijeron ni Pío. Y lo mismo Wojtyla y Ratzinger frente a la pederastia de sus propios curas. Al mismo Ratzinger se le aplican sus palabras: “pretendiendo aportar la libertad, se mantiene a naciones enteras en condiciones de esclavitud indignas del hombre”. Y eso ha hecho la cristiandad desde Constantino. Por eso decía Nietzsche que el único cristiano fue el que murió en la cruz.

Por último, ni siquiera tienen sutileza retórica. Si sonasen mínimamente serios, bueno… pero sus discursos hacen demasiado evidente el poco seso del o de los autores; caen continuamente en el absurdo y en una rimbombancia que clama a gritos por tratamiento psiquiátrico, y apelan a un moralismo de viejo cuño en contra de la libertad personal, especialmente en lo sexual, que le quita el poco poder de convencimiento que podía quedarles.

En cierto modo, me ha sorprendido encontrar en el Perú, que supuestamente avanza, tales niveles de estupidez (no encuentro descripción más generosa). No me sorprendo tanto cuando descubro que están “avalados” por el diario Correo, donde cunde la inmundicia. Como demuestra esa página, la estupidez que le es posible al hombre no tiene condicionamientos sociales ni económicos que la limiten.

Anuncios

Una respuesta a “Una cuestión de inconciencia: “Marxismo nunca más”

  1. Buen comentario. Agrego que esta misma institución ucluta y/o no se propaga desde los púlpitos, desde las parroquias ni mucho menos desde las oicinas diocesanas dos documentos interesantes para el estudio y el debate político: estos son “Compendio de la doctrina social e la iglesia” y “Aparecida” que llevan más de 4ños publicados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s