Feliz día de la madre, Keiko Sofía

Hoy miles de mujeres esterilizadas sin su consentimiento durante el régimen de Alberto Fujimori no celebrarán el día de la madre. La candidata Fujimori, sin embargo, se vale de su reciente condición de madre para su campaña electoral: “Yo también soy madre”, dice en un spot. Ya sabemos a quiénes no va dirigido el mensaje. Lo que pasa más desapercibido es ese “también”, que tiene un claro aunque implícito uso justificatorio. Como si ser madre le diera un status político especial. Si así fuese, tendríamos que recordar que también es hija, ¿verdad? Y no sólo hija de Alberto Fujimori, sino también de Susana Higuchi. Ya que han insistido tanto la candidata y sus allegados en la importancia de ser madre, veamos lo que sobre Keiko Sofía ha declarado su propia madre.

Entrevista de Sonia Sullón y Enrique Chávez (Caretas Nº 1710, 28 de febrero de 2002):

– Un fin de semana entre abril y mayo de 1992, ocho personas me sacaron con mucha violencia del departamento que nos fue asignado [donde también vivió Keiko] en el segundo piso de uno de los edificios del SIE. Me sacaron con los ojos vendados, me encapucharon, me metieron en una camioneta 4×4 y me llevaron a no sé dónde. Me torturaron con golpes hasta que caí inconsciente. Me inyectaron algo para que me quedara totalmente dormida. Allí me aplicaron electroschock, porque cuando vi hablar a Demetrio Peñaherrera, me preguntaba a mí misma: ¿me habrán hecho lo mismo? Yo, como `Vaticano’, quedé con lagunas mentales, no hilaba bien las oraciones, no sabía lo que hablaba. No reconocí a nadie. Pero sé que todos tenían porte militar. No sé cuántos días pasaron, pero me ponen la misma ropa con la que me encontraron. Aparentemente estaba desnuda, tambaleante. Me sacaron de ese lugar y me dejaron por la parte posterior al departamento asignado al Pentagonito.

– ¿Por qué entonces callar las torturas en 1992?

Por mis hijos.

Lo que podemos preguntarnos nosotros es por qué ha callado siempre esto Keiko Sofía, por qué no ha dicho dónde estuvo cuando torturaban a su madre (en varias ocasiones entre 1992 y el 2000); dónde estuvo cuando su madre, ella sola, intentó infructuosamente inscribir su candidatura e hizo una huelga de hambre; dónde estuvo cuando su padre la tenía encerrada en Palacio de Gobierno o cuando ella ejerció como una valiente opositora a la dictadura de Fujimori desde el Congreso (aun sabiendo que al hacerlo no vería a sus hijos). En el 2002, cuando esta entrevista de Caretas tuvo lugar, ella declaró que no iba a seguir declarando porque “Mi hija Keiko me ha dicho que ya no declare”. Ahí sí estaba Keiko Sofía, pero no precisamente para defenderla, sino actuando, como siempre, en el nombre del padre.

Fuente: Revista Caretas.

Entrevista de Carlos Cabanillas (Caretas Nº 1981, 21 de junio de 2007):

Sus hijos (Kenyi y Sachi Marcela) han negado que usted haya sido secuestrada y torturada en los calabozos del SIN. Discrepa con ellos, asumo.
– ¿Cómo vamos a discrepar si no hablamos de política? Con Kenyi jugamos ludo, con Keiko y su marido, telefunken. Un problema menos para conversar.

La defensa de Fujimori siempre alegó que sus marcas eran rastros del yaitó, una curación oriental a base de calor.
– Pregúntale a Fujimori si lo que me hicieron en la cara fue yaitó…

(…) (Interviene Gladys Díaz. Susana Higuchi descansa y asiente con la cabeza ante cada afirmación)

– Antes le pasaban una plancha por la espalda para que se levante. No tenía sensibilidad. Caminábamos encima suyo para que reaccione. Y sus hijos venían un minuto en Navidad o el Día de la Madre. Paraban en Palacio nomás. Cuando se casó la señora Keiko vinieron todos. Allí la comunicación mejoró.

(…) – El Mercurio de Chile asegura que los fujimoristas ya preparan la candidatura de Keiko para el 2011, usando la figura de ‘la hija que defiende al padre’.
Esos siempre están en campaña; gastan un montón de plata. Keiko es la candidata natural del fujimorismo. Tiene ángel para la gente de afuera. Para mí, tiene cara de diablo. La conozco, son intimidades familiares… La quiero, pero se desfoga conmigo. A mí me entra por un oído y me sale por el otro.

Otro episodio bastante elocuente es cuando Keiko Fujimori intentó utilizar a su madre en mayo del 2009 para justificar los US$ 400 mil que gastaron sus hermanos y ella durante su estadía en Estados Unidos. Su madre, sin embargo, en el 2001 había ya públicamente desmentido esa versión en una declaración judicial:

“Desconozco cuánto ha sido el costo de los estudios (…), pero sí debo aclarar que presumo que el investigado (Alberto Fujimori) ha pagado y paga tales estudios, ya que ni la declarante (Susana Higuchi) ni su difunto padre (Koshiro Higuchi Uemura) han pagado nunca nada referente a los estudios de sus hijos, ni los viajes que estos han realizado dentro del Perú ni al extranjero, así como tampoco la compra de autos, pago de alquiler de departamento u otros”.

Keiko Fujimori ha tenido que admitir luego que el dinero lo recibió de su padre en efectivo, pero no ha podido explicar la procedencia, entre otras cosas, porque la misma Higuchi afirmó que los ingresos de su esposo apenas superaban los 500 soles mensuales.

Fuente: Diario La República.

Si aplicásemos con la candidata Fujimori el imperativo categórico de Kant, habría que decir que la máxima de sus acciones no parece haber sido la de tratar a su madre como un fin en sí misma, sino sobre todo y en la medida de lo conveniente como un medio para los fines electorales del fujimorismo. Podrá ahora presumir de su condición de madre, pero lo que se ha hecho público de su relación con su madre no habla bien de ella como hija. Incluso Vladimiro Montesinos hizo públicamente un pedido de disculpas a la señora Higuchi “por los diez años de hostilidades” (Caretas Nº 1681). No así Keiko Sofía, qué más bien le pidió que callase las denuncias contra su padre. Es que ella sí ama a su mami.

Anuncios

Una respuesta a “Feliz día de la madre, Keiko Sofía

  1. Estas acciones la pintan de cuerpo entero como una mujer calculadora e insensible. La misma catadura siniestra del ex gobernante: angurria por el poder y la comodidad material.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s